La Empresa

FACHADAS DIMUROL

Fachadas Dimurol, S.L. fue constituida en 1998. Sin embargo, su fundador y actual Director General realizó sus primeros trabajos como autónomo desde años antes. Aquellos trabajos tenían por objeto la limpieza y el saneado de fachadas de edificios.

Tras su constitución la empresa fue consolidándose mediante la realización de obras en fachadas para multitud de comunidades de propietarios y para distintos planes públicos de remodelación de barrios. Pronto, el ámbito de la actividad de Fachadas Dimurol se amplió mediante la ejecución de trabajos industriales orientados a la reforma de centros comerciales.

Hacia el año 2004, Fachadas Dimurol creo una nueva división de trabajos verticales que le permitió ampliar sus oportunidades de negocio y multiplicar y diversificar su actividad dentro del sector de la rehabilitación y saneado de fachadas. Se acometieron nuevas obras y proyectos de restauración de fachadas a precios más competitivos, ya que fue posible prescindir del empleo de los costosos métodos y técnicas tradicionales, a base de andamios o cestas elevadoras. Por otra parte, las técnicas combinadas que se usan en los trabajos verticales permiten el acceso a lugares inaccesibles por medios más flexibles.

Hacia el año 2009, la empresa comienza e incrementar notablemente su actividad en la división de trabajos industriales gracias a la incorporación de clientes a nivel nacional, para cuyos centros comerciales realizamos importantes trabajos de reforma, rehabilitación y obra civil a lo largo de todo el territorio español.

A lo largo de estos años, Fachadas Dimurol se ha convertido en una empresa de referencia en el sector mediante la incorporación más y mejores máquinas para el saneado de fachadas (arenadoras, maquinas airless y maquinas proyectado); así como otros medios auxiliares para la realización de los trabajos (andamio tubular europeo normalizado, andamio cremallera o andamios colgantes).

La incorporación de recursos humanos y materiales no persiguen otra cosa que incrementar nuestra capacidad de respuesta a la demanda, al tiempo que sirve al propósito de asegurar la calidad de nuestros trabajos y la satisfacción del cliente.

Nuestra actividad se rige por los principos de la calidad, la prevención y la seguridad en el trabajo, la protección del medio ambiente, la innovación, la ética profesional y la responsabilidad social corporativa. Estos principios nos diferencian de la competencia, pero lo más importante es que nos permiten trasladar a nuestros clientes todas las garantías de una ejecución límpia y segura, además de un resultado de calidad contrastada.